Importancia del Clima y la Cultura Organizacional

Personas con manos unidas una sobre otra al lado del título de la entrada

Las relaciones de trabajo, incluyen una serie de aspectos fundamentales para establecer vínculos sanos en función de las necesidades de cada una de los miembros del equipo. Esto considerando que, para lograr los objetivos de forma oportuna e integral, es necesario que los individuos trabajen de forma conjunta para obtener los resultados esperados.

No está de más decir, que esta no es una tarea fácil de lograr, sino que al contrario, supone uno de los mayores desafíos para cualquier empresa, en especial si dentro del equipo de trabajo existen relaciones que puedan resultar perjudiciales para la gestión. 

Pero, para comprender a cabalidad la importancia del clima y cultura en tu organización empresarial, es necesario definir cada uno de estos aspectos en función del interés de la empresa.

Clima Organizacional

El clima organizacional se refiere a los principios que se basan en un sistema de creencias y valores que se comparten a nivel interno de la empresa u organización; promoviendo de esta forma el trabajo en conjunto orientado en función de los objetivos planteados. 

De este modo, se puede decir que el clima organizacional guía a los miembros del equipo de trabajo por un camino que contempla la misión, la visión y por supuesto, los valores de la empresa para garantizar su correcto funcionamiento.

Por otra parte, podemos pensar la cultura dentro de una organización, como una perspectiva amplia asociada a la macro visión de la empresa; donde confluyen una serie de relaciones fundamentales para la consecución de los objetivos y el cumplimiento de los planes estratégicos. 

Por estos motivos, es importante que, al momento de conseguir el trabajo con el que seas felíz, te asegures de evaluar la cultura organizacional para determinar si corresponde o no a tus intereses y modalidad de trabajo.

Manejo del ambiente laboral

Pasemos ahora a este segundo concepto del clima laboral, que está enfocado desde una perspectiva más subjetiva en la medida de que este indica la percepción de los miembros del equipo de trabajo en torno a las relaciones, circunstancias y eventos que ocurren dentro del espacio de trabajo.

Se puede decir, que este término se refiere específicamente a la atmósfera o situación del ambiente laboral, vivido por cada uno de los participantes de las actividades laborales asignadas. Por lo que dentro de esta categoría se incluyen todos los aspectos vinculados a las emociones y sentimientos, tanto favorables como desfavorables; así como también, otras formas fundamentales de relación, como la comunicación y la receptividad por parte de los compañeros.

Si estás en busca de un nuevo trabajo, sin lugar a dudas necesitarás un kit de supervivencia para superar esta nueva etapa de tu vida; teniendo en cuenta que, no siempre, las relaciones laborales serán del todo buenas. 

Por otra parte, no está de más decir, que la empresa debería a su vez promover un clima laboral favorable. Es imperativo conseguirlo, para que los empleados puedan sentirse cómodos en el ambiente de trabajo, lo que garantiza a su vez mayor productividad.


Satisfacción laboral: Clima y Cultura organizacional

Lo principal que hay que entender de ambos términos, es que están asociados directamente a la satisfacción laboral. Estos refieren a la construcción de un espacio agradable para realizar las tareas asignadas, con un enfoque directo a la realización de las actividades relacionadas estrechamente con la consecución de los objetivos. De allí que sea indispensable que la empresa garantice a los empleados un clima y cultura favorables para trabajar con comodidad.

No está de más decir que trabajar en una situación incómoda o de estrés, puede generar repercusiones a nivel psicológico en los individuos, por lo que es necesario generar un grado de motivación que les permita continuar ejecutando sus tareas en un ambiente seguro en el que se sientan protegidos. Especialmente de relaciones poco sanas e ineficientes en términos de comunicación, resentimiento y egoísmo.

En este mismo orden de ideas, conviene volver a las estrategias de planificación, ubicándonos precisamente en la misión, visión y valores; teniendo en cuenta que esto garantiza el cuidado de los recursos humanos, lo que garantiza a su vez, un mejor desempeño en sus actividades.

Generar coexistencia entre los agentes

La cultura de la organización, está también vinculada con la coexistencia entre los individuos que laboran en un mismo espacio, por lo que se puede decir, que incluso desde el momento de la contratación, las personas encargadas pueden vislumbrar una suerte de perfil que cumpla con aquellos aspectos que se desean para fomentar un buen clima laboral. En este sentido, destacan los siguientes aspectos:

  1. Selección de los agentes en función de las necesidades de la empresa en lo que respecta al clima laboral, asegurándose de que el nuevo miembro conozca los valores de la instituciones.
  2. Definir un modelo de comportamiento en base a la imitación, propiciando ejemplos adecuados de buena conducta en base a los valores de la empresa, logrando de esta forma que al presenciar una buena conducta, los demás miembros del equipo la imiten.
  3. Un buen clima laboral se relaciona también con el estilo de liderazgo y la gestión, por este motivo, es importante definir las actividades correspondientes para cada miembro del equipo de acuerdo a sus funciones, logrando de este modo establecer una relación de respeto con el otro y una comunicación efectiva para lograr las metas planteadas.
  4. Evitar incidentes o eventos extraordinarios que puedan afectar el clima laboral, dado que, cualquier incidencia a nivel de organización y relaciones de trabajo, podría generar emociones negativas que afecten a los demás involucrados.

¿Por qué son tan importantes para una empresa?

Para finalizar, conviene destacar la importancia de estos términos, comenzando por el hecho de que al analizar estos factores es posible determinar el nivel de efectividad en términos de comunicación y retroalimentación para las evaluaciones de los procesos realizados.

Lo que facilita en gran medida la toma de decisiones en caso de que sea necesario realizar cambios fundamentales para mejorar las relaciones y, por ende, el flujo de trabajo. Todo esto si tenemos en cuenta que la cultura y el clima influyen notablemente en la vida personal de los empleados, por lo que es importante cuidar estos aspectosson t

About author

Author
Víctor Reinales

Post a comment