Conoce los 7 hábitos de las personas altamente efectivas de Stephen Covey

Chica sonriente con cabello negro y gafas usando portátil al lado de título de la entrada

Hábitos: comportamientos que un individuo repite de manera frecuente y que pueden ser favorables o nocivos en su vida y en su entorno. 

Hoy queremos dedicar este post a uno de los best seller de gestión más influyente de todos los tiempos, los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, del gurú de los buenos hábitos, el Dr. Stephen R. Covey.

A 33 años de su publicación este clásico ha sido traducido a 52 idiomas y sigue estando vigente; aún en plena era digital donde el trabajo remoto y los llamados entornos ‘remote first’ o ‘hybrid workplace’ son tendencia.

Ello se debe al enfoque integral, perenne y centrado de sus aportes como guías de acción para solventar obstáculos personales y profesionales.

Si no has tenido la oportunidad de leer este instrumento de liderazgo personal, empoderamiento e inspiración en talentbox te traemos este breve resumen con lo más representativo de sus enseñanzas. 

¡Buena lectura! 

Habilidades forjan hábitos, explora el top 10 de las habilidades laborales más buscadas en 2022.

Hábito número 1: Sé una persona proactiva

Una persona proactiva se concibe a sí mismo como alguien ‘capaz’ y hábil para responder ante el más inesperado obstáculo en su vida cotidiana. Alguien proactivo apela por la ‘auto renovación’; se reinventa ante cualquier dificultad, no anda culpando al entorno o a las circunstancias por sus resultados. 

Así lo resume el Dr. Covey:  “No soy producto de mis circunstancias, sino de mis decisiones”. 

La actitud de las personas proactivas ronda en pensamientos de: 

Soy capaz’ 

‘Lo haré’ 

‘Soy la indicada’ 

Entretanto un ser reactivo piensa: 

No hay nada que pueda hacer’ 

‘Y es que así soy yo’.

Y lamentablemente esa actitud es lo que Covey llama una profecía auto-cumplida. 

Entonces, el primero de los hábitos de las personas altamente efectivas es ser proactivas, conscientes de que entre un estímulo y una respuesta tendremos la capacidad de elegir: lo que decimos, el cómo actuamos. 

Es simple: 

Elijamos: ‘Yo puedo’ en lugar de ‘no soy capaz’.   

Elijamos: ‘Yo controlo mis emociones’ en lugar de ‘esto me estresa demasiado’. 

Por cierto ¿Sabes cómo manejar el estrés laboral? 

Hábito número 2: Comienza con el final en mente 

Podrás trabajar más duro que nunca pero si te falta visión, no llegarás muy lejos’ .

Stephen Covey.

Este hábito número 2 nos habla de la importancia de la visión como capacidad para proyectarnos, para vislumbrar, con un pensamiento analítico y reflexivo, lo que nuestros ojos no son capaces de ver. 

Y es que en nuestra vida cotidiana gastamos tanto de nuestro esfuerzo en ajetreo y trabajo, que no tomamos unos minutos para reflexionar si eso en lo que enfocamos tanto de nuestra vitalidad realmente importa. 

Sonará fatídico, pero Covey nos pide transportarnos a nuestro propio funeral, después de todo es algo inevitable, y reflexionemos: 

¿Quiénes estarán presentes? 

¿Qué podrían decir de ti? 

Y ¿Qué es lo que tú esperas que digan?  

Ahora imagina que ese escenario está a solo 30 días y establece prioridades.

Hay algo más en este segundo hábito, y es que todos somos producto de nuestros pensamientos, ya que pensamos y luego actuamos. Esto nos incluye a todos, pero entre los hábitos de las personas altamente efectivas, este término toma otro camino, pues si bien igual piensan, alguien eficaz siempre actuará habiendo pensado previamente, con tiempo de sobra, lo que hará a continuación.

Hay una imagen mental y luego está la proyección física de esa imagen. Entonces desde ya, visualízate: ¿Quién eres? Y ¿qué quieres de tu vida? Tal vez no estés en la capacidad 100% para edificar esa proyección por ti mismo, pero si tienes facultades para apoyarte en otros y moldear tu entorno en la construcción de esa imagen.  

Visualiza tu trabajo soñado: ¡Estás a 6 pasos de alcanzarlo

Hábito número 3: Pon delante lo primero 

En este tercer hábito el Dr. Covey nos exige la disciplina de priorizar las acciones de nuestra vida cotidiana en función de lo realmente importante; se trata de enfoque y auto-gestión.

Haciendo una síntesis: el hábito número 1 se trata de ser capaz, el número 2 de visión, el hábito 3 es de ordenar tus acciones diarias con base en esa capacidad y visión.

Vive e impúlsate por los principios que más valoras y no por las agendas y fuerzas que te circundan” – Stephen Covey.     

Para alcanzar ese nivel de enfoque, Covey nos pide ubicarnos en 1 de 4 cuadrantes de la gestión del tiempo marcados por el binomio: Urgente vs importante. 

Lo urgente es algo que está allí para ser atendido de forma inmediata, atender un cliente, responder un email; a diferencia de ello, lo importante apunta más al mediano o largo plazo y tiene que ver con lo estratégico. 

Entonces, desprendámonos un poco de ‘lo urgente’ para dedicar tiempo a ‘lo importante’: 

  • Planeación y prevención
  • Establecer metas
  • La capacitación
  • El networking o construcción de redes de valor
  • El fortalecimiento de relaciones
  • Tiempo de calidad con los tuyos y recreación. 

Hábito número 4: Piensa siempre en ganar-ganar 

Como seres humanos, incluso de manera innata, llevamos dentro de nosotros a la competitividad de ‘suma cero’ y es algo como que ‘si yo pierdo, tú ganas’. Entonces, pensar en el ganar – ganar es una filosofía que se fundamenta en la competencia colaborativa, no meramente competitiva. 

A la larga cuando no hay una victoria mutua, ambas partes pierden”.

Dr. Stephen Covey

Bajo este cuarto hábito, nuestro comportamiento y orientación al logro deben fundamentarse en el beneficio mutuo. Se trata de una invitación a la madurez, a la integridad de valores y compromiso, lo que nos lleva a una mentalidad de abundancia, de que allí afuera hay suficiente para beneficio de todos los que nos apoyan en un propósito. 

Hábito número 5: Busca primero comprender, luego ser comprendido 

Hemos llegado al quinto hábito de las personas altamente efectivas, a través del cual el Dr. Covey nos invita a cultivar el don de la comunicación empática

Haz aquí una pequeña reflexión: 

¿Cuántas veces en tu vida cotidiana buscas hablar primero sin escuchar? 

¿Cuántas veces más finges estar prestando atención a lo que otros dicen, o escuchas de forma selectiva? 

La mayoría de nosotros escuchamos exclusivamente para responder, muy probablemente así nos preparan los sistemas educativos, pero pocos escuchamos con el propósito de comprender.  Entonces, de forma consciente o no, nos predisponemos a responder prematuramente a otros sin siquiera permitir que terminen de expresarse. A esto Covey lo llama “Prescribir antes de diagnosticar” 

En el campo de las interacciones humanas, no hay nada más beneficioso para la resolución de un conflicto que conceder el tiempo y comprender profundamente la perspectiva de otras partes mediante una escucha empática. Es común ver líderes como figuras que te escucharán, y probablemente te ayudarán en tu problema. Entre los hábitos de las personas altamente efectivas, este es uno casi innato para este tipo de personas.

Ten presente que, cuando manejamos una comprensión profunda de nuestro entorno, las necesidades y preocupaciones de los otros, podemos expresar nuestras ideas con claridad y mejor argumento. 

Hablando de relaciones interpersonales, conoce cómo crear buenas relaciones en un entorno laboral.

Hábito número 6: ‘Sinergizar’ – El hábito de la cooperación creativa

¿Recuerdas el adagio: dos cabezas piensan mejor que una? La apertura mental del verdadero trabajo en equipo permite encontrar nuevas soluciones a viejos problemas y es cuando se consiguen mejores resultados que de forma individual. 

Cuando interactuamos genuinamente, con una actitud abierta y una comunicación empática (quinto hábito), aprendemos a escuchar nuevas perspectivas aprovechando las experiencias y conocimientos de otros. 

Justo en ese momento es cuando 1 +1 es igual a 3, a seis, sesenta o lo que sea’...   

Cuando hay una verdadera competencia colaborativa (cuarto hábito), nuestras debilidades se complementan con las fortalezas de otros y es cuando cambia nuestra energía o emoción por ver las circunstancias desde un nuevo punto de vista. Es allí cuando ocurre la magia de terminar con un resultado que supera ampliamente las expectativas iniciales.    

Entonces, tal como enlista HubSpot

  • Empieza a valorar las diferencias en otras personas como herramienta para ampliar tu perspectiva.
  • Evita la energía negativa y enfócate en lo bueno en los demás
  • Sé abierto y anima a otros a serlo
  • Reconoce los aportes de los demás
  • Cataliza la creatividad 
  • Propicia soluciones que se conviertan en una victoria pública. 

Sé feliz en tu trabajo, estos son tips que te ayudarán a lograrlo

Hábito número 7: Afila la sierra 

El séptimo y último hábito de las personas altamente efectivas es simple: 

“Persevera de forma obstinada en mejorar tus habilidades siempre”.

Y afilar la sierra no se limita al plano profesional, va a todos los ámbitos de tu vida: físico, social, emocional, mental, espiritual.

La firma Franklin Covey & Co. especializada en capacitación, liderazgo y mejora de desempeño, cofundada por el propio Stephen Covey, sostiene que: “en la medida en que te renuevas en cada uno de estos ámbitos traes crecimiento y cambios positivos en tu vida”.

De manera que, para ser altamente efectivos debemos dedicar tiempo a la renovación: 

  1. En el plano físico:
    • Aliméntate bien
    • Descansa lo suficiente
    • Ejercítate

 

  1. En el plano espiritual: 
    • Medita
    • Refuerza tus creencias positivas
    • Ponte en contacto con la naturaleza

 

  1. En el plano mental/intelectual: 
    • Fomenta la lectura
    • Fija propósitos
    • Enfoca tu ocio hacia lo que te enriquezca 

 

  1. En lo social/emocional: 
    • Escucha con atención
    • Busca comprender a otros
    • Saca el coraje para llevar el control de tus emociones

¿Necesidad de renovación? Estas son 10 señales que revelan que es momento de cambiar de trabajo

7 hábitos de la gente altamente efectiva – Reflexión final:   

La renovación es el principio, y el proceso, que nos permite avanzar en una espiral ascendente de crecimiento y cambio, de mejora continua”.

Dr. Stephen R. Covey

Una obra tan impactante que por décadas ha servido como herramienta para la transformación de millones de vidas a lo largo del mundo, independientemente de la edad o profesión.

Con lo que hemos podido presentar en esta reseña ¿consideras que se trata de un best seller atemporal y realmente influyente? 

Finalmente, recuerda que tu destino está en tus manos y que debes renovarte mejorando continuamente tus capacidades.  

Esa es quizá la mayor enseñanza para convertirte en una persona altamente efectiva con tu trabajo, tu entorno y tu vida. 

Si quieres dar el paso y poner en práctica estos hábitos en tu próximo trabajo, en talentbox podemos apoyarte. 

About author

Author
Víctor Reinales

Post a comment