8 tips para conseguir empleo sin experiencia previa

Chica de cabello rizado señala el título de la entrada

¿Estás buscando trabajar de lo que te gusta, pero sientes que te falta experiencia? ¡No te desanimes, eso es algo que ocurre más frecuentemente de lo que crees! De hecho, muchas personas en este momento se encuentran transitando la misma situación que tú. Y es que conseguir empleo sin experiencia puede ser algo difícil (especialmente cuando en muchos trabajos es uno de los principales requisitos).

Pero no es motivo para echarse atrás. Siempre hay algunas cosas que puedes hacer para convencer a tu futuro empleador de que eres el candidato ideal, aunque no cuentes con un currículum tan completo como el resto. Por eso, aquí te dejamos algunos consejos simples, pero muy útiles, para que la falta de experiencia no se interponga entre ti y el empleo que siempre soñaste

1. Date a conocer

Existen casos donde las empresas buscan información sobre los candidatos en Internet, para conocerlos mejor. Y, por supuesto, debes intentar utilizar eso a tu favor. Por ejemplo, si eres redactor, comienza a crear textos para un blog propio (si es sobre el campo laboral al que quieres llegar, mucho mejor). 

Ahora bien, si eres diseñador gráfico puedes enfocarte un poco más en las redes sociales, publicando tus mejores creaciones en redes como Instagram o incluso Reddit. Recuerda que las empresas suelen buscar nuevos talentos en redes sociales, y otorgan empleo sin experiencia laboral, pero consideran mucho más las publicaciones en RRSS.

Si te dedicas a trabajos que puedes ofertar con paquetes freelance, como diseños o redacciones, incluso auditorías SEO, puedes publicarlos, y así llamar la atención de empresas o clientes.

2. Destaca sobre el resto

Antes de cada entrevista, intenta tener preparado que es lo que vas a decir. Si bien tal vez no cuentes con tanta experiencia laboral como el resto de los candidatos, puedes destacar en otros aspectos.

Intenta hablar sobre tus conocimientos, la relevancia de las capacitaciones que hayas realizado o incluso aspectos de tu personalidad que pueden ayudar a desarrollar aún más la marca. 

Otras cosas que funcionan muy bien son las experiencias en emprendimientos familiares o comunitarios, aunque estas no hayan sido remuneradas. Recuerda que en muchos casos, esos son detalles que pueden hacer que el empleador te tenga mayor consideración.

También te servirán mucho estos consejos para destacar en tu siguiente entrevista laboral.

3. Sé flexible

No aceleres los procesos. Puede parecer obvio, pero en muchos casos intentamos llegar lo más rápido posible a ese puesto que tanto añoramos, sin darnos cuenta de que tal vez conviene estar mejor preparados. Si ya tienes tu trabajo soñado en mente, siempre puedes ponerte otros objetivos para llegar a la meta final

A veces, el hecho de haber trabajado en otras posiciones puede darte ciertas habilidades que más adelante necesitarás para desempeñarte con mayor soltura y seguridad en el puesto que deseas. ¡Incluso puede hacer que tus futuros jefes te tomen en mayor consideración por sobre el resto! 

4. Mantente conectado

En muchos casos, este es un factor importante a la hora de la elección final de la persona que ocupará un puesto. Siempre intenta ser activo en páginas como LinkedIn, no solo para estar al tanto de todo lo que ocurre en el campo laboral que quieres alcanzar, sino también para que las empresas que quieres que te contraten, empiecen a fijarse más en ti. 

Además, esto también te servirá para tener más información de esas empresas que te entrevistarán, algo muy relevante al entrar en contacto con ellas. Algunas de estas compañías abren puestos de empleo sin experiencia, para formar a personas a su modo de trabajo.

5. Menos es más

No todos los cursos o capacitaciones del sector en el que apuntas a trabajar tienen el mismo peso. Algunos, ya sea por la relevancia de la institución que lo entrega o la cantidad de herramientas y conocimientos que podrás obtener de ellos, tienen mayor relevancia sobre el resto. De hecho, es preferible que te inclines por estos últimos, ya que a fin de cuentas serán los que más podrás aprovechar en el futuro. 

 

Una buena forma de empezar a agrandar tu curriculum es buscar en diferentes plataformas, como YouTube o incluso Google, diferentes cursos gratuitos. Si bien no todos entregan certificación, son una gran alternativa para aumentar tus conocimientos sobre un tema particular

Por último, intenta inclinarte por esos cursos que te ayuden a profundizar una habilidad específica valiosa para tu trabajo. En el caso de la programación, por ejemplo, puedes realizar capacitaciones para utilizar Python.

6. El portfolio, tu cartilla de proyectos

Cuando no cuentas con experiencia trabajando en proyectos formales, toma especial importancia el portfolio. Allí, podrás poner desde tus proyectos personales hasta los proyectos no formales más interesantes en los que hayas participado.

Asegúrate de tenerlo siempre actualizado, y que cada proyecto tenga una carátula que sea descriptiva pero al mismo tiempo llamativa. Así, invitará a otras personas que podrían contratarte a leerlo.

7. Participación en prácticas laborales

¿Quieres sumar a tu currículum pequeñas experiencias? Siempre tienes la opción de ingresar en un programa de prácticas laborales. Existen muchas empresas que, por un tiempo, toman personas que recién se están iniciando en el mundo laboral. 

Incluso, si haces tu trabajo con mucha dedicación, ¡Podrían contratarte de forma permanente en esa misma empresa! Aunque las prácticas no suelen ser remuneradas, son una excelente forma de añadir referencias para tus futuros empleadores. 

8. No te desanimes

Siempre existe la posibilidad de que un empleador decida inclinarse por otra persona para ocupar ese puesto que tanto deseas. Pero, como te mencionamos más arriba, no dejes que eso te eche para atrás. Ser persistente respecto al tipo de trabajo que quieres es una de las claves para tener un mejor entorno laboral. 

Ahora que ya conoces las 8 claves para conseguir trabajo sin experiencia previa, es momento de darte a conocer. Y recuerda siempre que en Talentbox estamos para ayudarte a conseguir ese empleo que tanto deseas. ¡Registrate en la plataforma hoy mismo!

 

8 consejos para decidir entre dos propuestas de trabajo

Título de la página en letras blancas con chica de cabello largo aprobándolo

Y, finalmente, sucedió. Luego de registrarte en www.talentbox.la te han contactado, no una, sino 2 empresas al mismo tiempo ¡Enhorabuena! Sin embargo, ahora te enfrentas a una de las decisiones profesionales más difíciles que tendrás que tomar alguna vez pero ¡no te preocupes! Estamos acá para ayudarte, y por eso hemos preparado una lista de 8 consejos para decidir entre dos propuestas de trabajo.

1. Recuerda las razones de buscar un nuevo trabajo

Cuando pongas en una balanza ambas propuestas, analiza cuál de ellas se aproxima más a las razones que te llevaron a buscar un nuevo empleo. Puede darse el caso de que te distraiga un beneficio atractivo, pero que en verdad no represente una mejoría significativa para tu carrera. 

Si escoges la opción equivocada por solo uno de estos beneficios, quizás termines insatisfecho y preguntándote si esa opción en verdad valió la pena. Para que lo tengas claro, te recomendamos que hagas una lista de los motivos por los que decidiste buscar un nuevo trabajo, y analizar si las propuestas que te ofrecen,los compensan.

2. Piensa a largo plazo

Es muy seguro que una de las principales razones por las que cambiaste de empleo es para avanzar en tu carrera. Es por ello que al decidir tu próximo paso, tus metas profesionales a largo plazo deben tener mucho peso. Esas metas profesionales importantes deben funcionar como un objetivo final, y lo que elijas te deben allanar el camino hacia él. 

Te recomendamos hacer el ejercicio de proyectarte a ti mismo en 5 años en ambas empresas y te respondas las siguientes preguntas para que te sirvan de guía: ¿Te ves aún dentro de ella? ¿Eres feliz allí? ¿Has ascendido de cargo? ¿Has mejorado tu estatus de vida?

3. Evalúa el equilibrio vida-trabajo

El equilibrio ideal entre el trabajo y la vida personal varía en cada individuo, pues todas las personas tienen diversos asuntos personales. Considerando eso, es importante que hagas el ejercicio de visualizarte en el puesto y definir si este no interfiere con el desarrollo de tu vida personal plena. 

Para poder elaborar esta tarea, toma en cuenta cualquier variable extralaboral, como por ejemplo, tu familia. En ese caso es posible que, ya vivida la experiencia del trabajo remoto, desees seguir en esa modalidad. 

Otros factores como la distancia y los horarios también son determinantes. Nuestra recomendación es que analices cada empresa en cuanto a cómo puedes compatibilizar el trabajo en ellas con tu vida personal.

4. Analiza la cultura organizacional de ambas propuestas de trabajo

Tener nociones de la cultura organizacional de una empresa es un aspecto muy importante a tener en cuenta cuando decidas qué oferta aceptar. Este aspecto es tan simple, pero tiene un enorme peso, pues un trabajo ideal es aquel que disfrutes todos los días

Una buena cultura organizacional también depende de tu percepción. Nuestra recomendación en torno a este punto es que trates de investigar cada empresa, y verificar si cumplen con este ambiente positivo. Puedes recurrir a su página web, redes sociales y, mejor aún, personas que conozcas que hayan pasado por ellas.

5. Presta atención a la entrevista

La entrevista es ese proceso en el que las empresas buscarán conocerte detalladamente, y comprobar qué tan apto eres para el cargo. Sin embargo, es un espacio que tú puedes aprovechar para comprender cómo opera la empresa a nivel personal.  Mira a tu alrededor, detalla las instalaciones, las dinámicas de los trabajadores, la forma en que se tratan, e imagina cómo sería un día laboral para tí en esas empresas.

En esta misma línea, el equipo de Orientación para el Empleo recomienda que aproveches para preguntar sobre las trayectorias de las empresas. De igual manera, no olvides que también esa entrevista es una ventana en la que tú también puedes hacer preguntas.

Si la empresa tiene futuro, tú también tienes posibilidades de tenerlo en ella”

6. No pienses solo en el salario

Si bien es cierto que el salario es, obviamente, un factor importante en ambas propuestas de trabajo, y debe remunerar de manera justa las responsabilidades del cargo, no tiene por qué ser el más determinante a la hora de tomar decisiones profesionales como estas.

Es posible que la mejor opción sea aquella que ofrezca otras ventajas no económicas, como la adquisición de aprendizaje, experiencia en un área ideal para tu hoja de vida o, simplemente, un buen clima organizacional. 

7. Ponte a prueba

Quizás este sea el mejor momento de salir de tu zona de confort y poner a pruebas tus capacidades y todo el aprendizaje que has adquirido a esta hora ¿Que te falta experiencia? Pues, es posible que entre las dos propuestas haya una que represente un reto para ti y la oportunidad de ganar esa experiencia

Esto te ayudará a sobrepasar tus limitaciones y crear nuevas virtudes en tu carrera profesional. Recuerda que, como comentábamos en el punto anterior, es posible que esa nueva experiencia mejore tu aprendizaje o te de un mejor título a mostrar en tu currículum.

8. Confía en tu intuición

Ya hiciste la investigación necesaria y tienes toda la información detallada sobre lo que cada empresa te puede ofrecer. Con estas herramientas seguro serás capaz de tomar la decisión más sensata y que mejor se adapta a lo que buscas a nivel profesional. 

La decisión conllevará riesgos, como todo en la vida, pero lo importante es que te atrevas a cambiar, a superarte y a seguir desarrollándote tanto como profesional como persona. Confía en tu sexto sentido y da el salto que tanto necesitas.

A la hora de tomar decisiones difíciles como estas, nuestra recomendación final es que te tomes tu tiempo para analizar las dos propuestas de trabajo, pero no tardes mucho, ya que las empresas valoran la firmeza y el entusiasmo.

¡Crea una hoja de vida exitosa con estos 10 tips!

Nuestra hoja de vida o CV (Curriculum Vitae), es esa carta de presentación que habla sobre nosotros ante el mundo laboral, y le da una imagen de quién eres a la empresa donde quieres trabajar. Es por eso que es muy importante que ésta sea llamativa y auténtica; como tu talento. Que logre captar la atención y demuestre que eres la persona idónea para ocupar el cargo que están buscando.

En Talentbox, queremos brindarte 10 tips que te ayudarán a crear una hoja de vida llamativa y digna de un talento como tú.

  • No te extiendas mucho, a veces, menos es más

Debes ser claro y contundente en lo que quieres mostrar en tu hoja de vida. Los curriculums que son muy extensos pueden generar cansancio al lector y disminuir el interés en lo que está leyendo. ¡Ve al grano!

Indica tus estudios y experiencia laboral, así como los nombres de las instituciones en las que estudiaste o trabajaste. Incluye las fechas de inicio y finalización y hazlo de manera cronológica.

Usualmente, las personas se toman sólo entre 1 o 2 minutos para la revisión de hojas de vida. Así que hazlo s-i-m-p-l-e.

  • Cuida la ortografía

Tu forma de escribir, dará una imagen positiva o negativa a las personas. Es por eso que tu hoja de vida debe tener una ortografía IMPECABLE.

Te recomendamos que cuando estés elaborando tu CV, le pidas a personas cercanas que también la lean. Otras miradas te harán consciente de los posibles errores que quizá no habías notado.

Ante la duda apóyate en los diccionarios virtuales o consúltale a Google que él todo lo sabe (y si no lo sabe, te lo busca.)

  • Una buena fotografía

La empresa que tiene tu hoja de vida en su poder, se está llevando una imagen sobre ti, basándose en lo que están viendo en esa CV. Por esta razón, la foto que pongas en tu currículum debe ser agradable, inspirar confianza y -por qué no- una sonrisa.

Ten presente que ésta debe mostrarte de hombros hacia arriba. No uses fotos de cuerpo completo o selfies que compartes en tus redes sociales.

  • Muéstrate tal y como eres

Muéstrale al mundo tu esencia ¡La autenticidad es un valor agregado!

No mientas sobre tus habilidades, estudios o experiencias. Por mínima que sea la mentira, si llegas a ser contratado y no coincide lo que dijiste en la entrevista con los requerimientos, esto puede ser una causal de despido y hablará muy mal de ti. Recuerda que para mostrar tu talento siempre debes hablar con la verdad, porque tarde o temprano, este se pondrá a prueba.

  • Sé cuidadoso en tus redes sociales

Hoy en día las empresas revisan los perfiles en redes sociales que colocas en tu currículo, pero también las que no.

Sé cauteloso con lo que comentas o publicas, pues los futuros empleadores te pueden estar observando por este medio y lo que vean ahí, será determinante para tomar la decisión.

  • ¡Eres la persona que están necesitando!

En “perfil profesional” tendrás el espacio para demostrar a la persona encargada de reclutamiento que eres idó[email protected] para ese cargo que está disponible. Eso te da la oportunidad de colocar de manera resumida tus capacidades y cualidades personales, así como estudios y la experiencia laboral que has adquirido.

  • Muestra de qué estás hecho

No escatimes en mostrar todas tus capacidades y habilidades. Todos los programas o softwares en los que tengas dominio, escríbelos. Las habilidades de una persona nunca sobran para los empleadores, el trabajo y la vida cotidiana.

  • Destaca tus logros

Esos reconocimientos, nombramientos o logros en tu vida profesional, son muy valorados por los headhunters y reclutadores de personal.

Si eres recién egresado de tu carrera universitaria y no cuentas aún con experiencia laboral, los logros académicos son muy importantes para llamar la atención de la persona que está leyendo tu hoja de vida.

  • Enseña tu producción intelectual

Quizá tengas trabajos, producciones audiovisuales, escritos que quieras que el mundo vea. Organiza un portafolio digital y enseña esos enlaces en los que la persona que está viendo tu hoja de vida, pueda conocer más sobre ellos.

Recuerda que las cosas que haces, también hablan de ti…y si están bien hechas, ya tendrás más puntos a favor.

  • ¡Crea tu hoja de vida en Talentbox!

En nuestra plataforma, podrás registrarte y crear tu hoja de vida en un formato más amigable, dinámico y diferente. Tendrás espacio para colocar todas tus habilidades, estudios, experiencia laboral, aspiración salarial y demás.

¡En Talentbox te ofrecemos un servicio joven y fresco!

En nuestra plataforma, no habrá necesidad de buscar miles de vacantes y aplicar a cada una de ellas. Solo con registrarte y crear tu hoja de vida, ya estarás  disponible para que la empresas te contacten y puedan ofrecerte sus diferentes vacantes laborales.

En nuestro “box” tenemos los mejores talentos y empresas, para que hagan “match”.

Ingresa a 
talentbox.la y ¡comienza a ser parte de la comunidad más joven y talentosa del país!

¿¡Cambiar de trabajo!? – Estás 10 señales revelan que es momento de hacerlo

Señales para cambiar de trabajo

¿Cambiar de trabajo? Es una pregunta difícil pues un cambio siempre representa un reto, sin embargo, es necesario pensar si vas por el camino correcto o si ya es momento de cambiar y salir de tu zona de confort. Si tienes dudas sobre cuándo comenzar a buscar otro nuevo empleo, esperamos que la siguiente lista de 10 señales de que debes cambiar de trabajo, arroje cierta luz sobre tu decisión.

#1: Comienzas a cuestionarte

Ha pasado un tiempo desde que comenzaste en este trabajo, ha pasado la emoción de iniciar y has comenzado a hacerte preguntas «existenciales» con relación a tu trabajo, estás preguntas pueden ser del tipo: ¿De verdad vale la pena estar en este trabajo?, ¿Este trabajo es la mejor opción para mi crecimiento profesional, personal y económico?, ¿Cómo sería mi vida en un nuevo empleo?, etc.  Las preguntas que te haces suelen cuestionar desde tu relación con el ambiente laboral, hasta tu percepción de crecimiento y avance profesional; y además, suelen ser constantes. Cuando la respuesta a una de esas preguntas es negativa, es muy posible que tu conciencia y tu estado de ánimo te estén diciendo que es momento de buscar la manera de que eso cambie, o de comenzar a explorar otras alternativas.

#2: Sientes que no te valoran

Puede darse el caso de que sientas que tus aportes ya no son valorados en la organización y que pierdas la satisfacción de hacerlos. Esta es una red flag de las grandes. Cuando esto sucede, es momento de hacer un cambio. El que tu trabajo sea respetado y apreciado es fundamental para un buen desempeño, si este ya no es el caso, lo mejor es que consideres seguir adelante en otro lugar.

#3: Lo negativo se hace costumbre

¿Te quejas constantemente, estás desanimado y enfocado siempre en lo que no está funcionando? Pues, te contamos que estos son fuertes motivos para cambiar de trabajo, y te explicamos por qué: si decides quedarte, lo más probable es que llegues a sentirte infravalorado y sub pagado, lo que sin duda afectará aún más tu rendimiento, tus relaciones con los compañeros de trabajo y los jefes y, por ende, tu reputación como profesional. En este caso, considerar un nuevo empleo podría llegar a ser tu mejor opción.

#4: Sientes insatisfacción

El no sentirte del todo pleno con lo que estás haciendo, y sentir el deseo de que puedes ir por más y conseguirlo, son 2 fuertes razones para cambiar de trabajo. No solo las sensaciones negativas hacia tu labor pueden ser determinantes en buscar uno nuevo, sino también en tus aspiraciones por mejorar tus condiciones laborales y personales. Puede que sea complicado al comienzo, pero lo importante es dar el primer paso.

#5: Ya no es trabajo, sino obligación

Si ya tu labor no te trae alegría y no dejas de pensar en la necesidad de un cambio para tu vida, lo mejor es atreverse a cambiar de trabajo y que comiences un proceso de transición a otro. Quienes disfrutan su labor no la ven como un trabajo propiamente dicho, por el contrario, disfrutan de las novedades y los retos que se le presentan día a día.

#6: El ascenso no llega

Si has pasado mucho tiempo en la misma posición y no te han promovido en 3 o incluso más años, puede que haya llegado el momento de estudiar opciones en otras empresas. Para tomar esta decisión es muy valioso que evalúes todo lo que has logrado en tu posición actual y lo que, quizás por términos contractuales, te impida ascender. Si ves que no hay motivo para que no se haya dado, es bueno que comiences a estudiar el mercado de trabajo.

#7: Sientes que pierdes el tiempo

Si ya sientes que lo que haces no tiene ninguna trascendencia para tu satisfacción profesional, que tu trabajo te es indiferente y que esto ha provocado también que no ejerzas tus labores al máximo, llegó la hora de recuperar tu pasión y encontrar la manera de hacer algo que ames y te haga sentir pleno. Puede que tome tiempo, esfuerzo y una buena estrategia, pero seguro estás preparado para lograrlo.

#8: Vas en caída libre

Imagina tu trayectoria en ese trabajo como un gráfico en el que tu curva de progreso siempre debe ir en ascenso. A veces sucede que esa línea puede llegar a estancarse en el tiempo y, peor aún, hasta puede llegar a ir en picada debido a la falta de interés, pasión y compromiso. No importa si esto comienza a pasar en los primeros meses o luego de varios años, es señal inequívoca de que debes cambiar de empleo.

#9: Tienes problemas de salud

Es inevitable que el estrés constante, la sobrecarga de trabajo y la insatisfacción se traduzcan en problemas de salud mental y física que pueden llevarte al límite, por lo que debes estar atento a cualquier señal. Está más que demostrado que un cambio de trabajo, y hasta la misma búsqueda previa, pueden ser altamente estimulantes y beneficiosos para tu bienestar.

#10: Tu entorno laboral es tóxico 

Lidiar día a día con un clima laboral tempestuoso y dañino no te hará bien y, peor aún, cuando tu propio jefe, quien debe ser tu guía, forme parte de él y hasta lo incentive. La incomodidad y el malestar que esto te genere, afectará irremediablemente tu desempeño. Por más que te esfuerces en crear una burbuja que te aleje de todo lo negativo a tu alrededor, las burbujas siempre terminan explotando. Analiza muy bien lo que te molesta y trata de encontrar un sitio con mayor armonía, en el que te sientas más cómodo y tranquilo.

Como conclusión

Si ya ves una o más de estas señales, lo primero que debes hacer es perder el miedo a cambiar de trabajo y abrirte a otras posibles propuestas. Uno de los primeros pasos con los que puedes comenzar el cambio hacia un nuevo empleo es ingresar a tu perfil en nuestro portal de empleo, registrar completamente tu hoja de vida y luego ver todas las nuevas oportunidades que tenemos para ti, llenar tu hoja de vida completamente será fundamental para que podamos mostrarte ofertas personalizadas a tus gustos y preferencias.