Importancia del Clima y la Cultura Organizacional

Personas con manos unidas una sobre otra al lado del título de la entrada

Las relaciones de trabajo, incluyen una serie de aspectos fundamentales para establecer vínculos sanos en función de las necesidades de cada una de los miembros del equipo. Esto considerando que, para lograr los objetivos de forma oportuna e integral, es necesario que los individuos trabajen de forma conjunta para obtener los resultados esperados.

No está de más decir, que esta no es una tarea fácil de lograr, sino que al contrario, supone uno de los mayores desafíos para cualquier empresa, en especial si dentro del equipo de trabajo existen relaciones que puedan resultar perjudiciales para la gestión. 

Pero, para comprender a cabalidad la importancia del clima y cultura en tu organización empresarial, es necesario definir cada uno de estos aspectos en función del interés de la empresa.

Clima Organizacional

El clima organizacional se refiere a los principios que se basan en un sistema de creencias y valores que se comparten a nivel interno de la empresa u organización; promoviendo de esta forma el trabajo en conjunto orientado en función de los objetivos planteados. 

De este modo, se puede decir que el clima organizacional guía a los miembros del equipo de trabajo por un camino que contempla la misión, la visión y por supuesto, los valores de la empresa para garantizar su correcto funcionamiento.

Por otra parte, podemos pensar la cultura dentro de una organización, como una perspectiva amplia asociada a la macro visión de la empresa; donde confluyen una serie de relaciones fundamentales para la consecución de los objetivos y el cumplimiento de los planes estratégicos. 

Por estos motivos, es importante que, al momento de conseguir el trabajo con el que seas felíz, te asegures de evaluar la cultura organizacional para determinar si corresponde o no a tus intereses y modalidad de trabajo.

Manejo del ambiente laboral

Pasemos ahora a este segundo concepto del clima laboral, que está enfocado desde una perspectiva más subjetiva en la medida de que este indica la percepción de los miembros del equipo de trabajo en torno a las relaciones, circunstancias y eventos que ocurren dentro del espacio de trabajo.

Se puede decir, que este término se refiere específicamente a la atmósfera o situación del ambiente laboral, vivido por cada uno de los participantes de las actividades laborales asignadas. Por lo que dentro de esta categoría se incluyen todos los aspectos vinculados a las emociones y sentimientos, tanto favorables como desfavorables; así como también, otras formas fundamentales de relación, como la comunicación y la receptividad por parte de los compañeros.

Si estás en busca de un nuevo trabajo, sin lugar a dudas necesitarás un kit de supervivencia para superar esta nueva etapa de tu vida; teniendo en cuenta que, no siempre, las relaciones laborales serán del todo buenas. 

Por otra parte, no está de más decir, que la empresa debería a su vez promover un clima laboral favorable. Es imperativo conseguirlo, para que los empleados puedan sentirse cómodos en el ambiente de trabajo, lo que garantiza a su vez mayor productividad.


Satisfacción laboral: Clima y Cultura organizacional

Lo principal que hay que entender de ambos términos, es que están asociados directamente a la satisfacción laboral. Estos refieren a la construcción de un espacio agradable para realizar las tareas asignadas, con un enfoque directo a la realización de las actividades relacionadas estrechamente con la consecución de los objetivos. De allí que sea indispensable que la empresa garantice a los empleados un clima y cultura favorables para trabajar con comodidad.

No está de más decir que trabajar en una situación incómoda o de estrés, puede generar repercusiones a nivel psicológico en los individuos, por lo que es necesario generar un grado de motivación que les permita continuar ejecutando sus tareas en un ambiente seguro en el que se sientan protegidos. Especialmente de relaciones poco sanas e ineficientes en términos de comunicación, resentimiento y egoísmo.

En este mismo orden de ideas, conviene volver a las estrategias de planificación, ubicándonos precisamente en la misión, visión y valores; teniendo en cuenta que esto garantiza el cuidado de los recursos humanos, lo que garantiza a su vez, un mejor desempeño en sus actividades.

Generar coexistencia entre los agentes

La cultura de la organización, está también vinculada con la coexistencia entre los individuos que laboran en un mismo espacio, por lo que se puede decir, que incluso desde el momento de la contratación, las personas encargadas pueden vislumbrar una suerte de perfil que cumpla con aquellos aspectos que se desean para fomentar un buen clima laboral. En este sentido, destacan los siguientes aspectos:

  1. Selección de los agentes en función de las necesidades de la empresa en lo que respecta al clima laboral, asegurándose de que el nuevo miembro conozca los valores de la instituciones.
  2. Definir un modelo de comportamiento en base a la imitación, propiciando ejemplos adecuados de buena conducta en base a los valores de la empresa, logrando de esta forma que al presenciar una buena conducta, los demás miembros del equipo la imiten.
  3. Un buen clima laboral se relaciona también con el estilo de liderazgo y la gestión, por este motivo, es importante definir las actividades correspondientes para cada miembro del equipo de acuerdo a sus funciones, logrando de este modo establecer una relación de respeto con el otro y una comunicación efectiva para lograr las metas planteadas.
  4. Evitar incidentes o eventos extraordinarios que puedan afectar el clima laboral, dado que, cualquier incidencia a nivel de organización y relaciones de trabajo, podría generar emociones negativas que afecten a los demás involucrados.

¿Por qué son tan importantes para una empresa?

Para finalizar, conviene destacar la importancia de estos términos, comenzando por el hecho de que al analizar estos factores es posible determinar el nivel de efectividad en términos de comunicación y retroalimentación para las evaluaciones de los procesos realizados.

Lo que facilita en gran medida la toma de decisiones en caso de que sea necesario realizar cambios fundamentales para mejorar las relaciones y, por ende, el flujo de trabajo. Todo esto si tenemos en cuenta que la cultura y el clima influyen notablemente en la vida personal de los empleados, por lo que es importante cuidar estos aspectosson t

¿Cómo identificar si una empresa tiene un buen clima organizacional?

Banner principal con palabra clave y chica sonriente con gafas

¿Cómo identificar si una empresa tiene buen clima organizacional?

A primera escucha, el término puede parecer muy ambiguo. IsoTools Excellence lo define muy bien: el clima organizacional es la expresión personal de la apreciación que los empleados y empleadores se establecen de la organización, y que influye en su desarrollo. Básicamente, son las características que tiene el ambiente de trabajo.

¿Por qué es importante? Sencillamente porque mantenerlo de manera óptima y positiva se reflejará en la productividad, satisfacción, rotación del personal y otros aspectos de la dinámica de la empresa.

Tener nociones sobre clima organizacional de una empresa es importantísimo al momento de decidir entrar o permanecer en ella. Aquí te explicaremos cómo identificar si una empresa cumple con ello.

Buen ambiente físico

Las condiciones físicas en las que se trabaja en una empresa juegan un papel crucial para permitir a sus empleados alcanzar su máximo potencial. Estos son algunos de los aspectos más importantes que debes considerar:

  • Tamaño

El tamaño del espacio de trabajo puede definir si tienes todo a mano para realizar tu labor, y también puede influir en cuán a gusto te puedas sentir en el trabajo. Comprueba la cantidad de espacio que tienes para moverte libremente, si tienes todos los equipos que necesitas a tu alcance y si el área es lo suficientemente grande para albergar a todos los compañeros.

 

  • Disposición

Algunos lugares de trabajo cuentan con un solo espacio abierto, mientras que otros usan cubículos u otros divisores para separar y delimitar los puestos. El diseño de un lugar de trabajo puede depender de la actividad de la empresa. Por ejemplo, un trabajo colaborativo puede beneficiarse de un espacio abierto, mientras que para otro que pueda requerir discreción, funcionan mejor los cubículos o las oficinas cerradas para garantizar la privacidad.

 

  • Mobiliario

Las características de los escritorios, las sillas, las mesas de la sala de conferencias y otros muebles del lugar de trabajo también pueden afectar el desempeño de los empleados. El acceso a asientos cómodos y adecuados, espacios de trabajo limpios y escritorios funcionales pueden garantizar un buen clima organizacional. Los lugares de trabajo que tienen espacios al aire libre pueden incluir muebles cómodos para los descansos.

 

  • Equipos

Algunos puestos de trabajo pueden requerir un equipo especial y, según la empresa, el empleador puede proporcionarlo o no. Lo más correcto es que las empresas proporcionen el equipo necesario, como computadores, impresoras y cualquier otra tecnología esencial.

  • Instalaciones

Aparte del espacio de trabajo, otras áreas pueden influir en cómo te sientas física y mentalmente durante tu vida laboral. Poder tomar un descanso o ir al baño son partes esenciales de cualquier rutina diaria productiva, por lo que la ubicación de estas instalaciones también puede impactar en el clima organizacional de una empresa. 

Las instalaciones adicionales, como espacios para el esparcimiento y gimnasios en el lugar, también influyen positivamente sobre los empleados. Igualmente, esto proporciona un clima y cultura organizacional ideal desde el inicio.

 

  • Ubicación

Según su rol dentro de la empresa, algunos empleados pueden laborar, principalmente en el interior, pero algunos pasan la mayor parte de su jornada laboral al aire libre. Ciertos roles pueden tener una combinación de trabajo tanto fuera como dentro de las instalaciones de la empresa. 

Muchos empleadores pueden proporcionar instalaciones o equipos adicionales para garantizar que los empleados se sientan cómodos mientras trabajan y se mantenga la productividad.

Cultura organizacional

La filosofía de la empresa y cómo sus objetivos se alinean con los tuyos pueden ser un factor determinante en tu nivel de comodidad al trabajar. Estos son los aspectos más significativos de la cultura de una empresa:

  • El código de conducta

Algunas empresas pueden explicar su cultura empresarial en un código de conducta formal, o proporcionar pautas para los empleados. Estos documentos establecen las condiciones bajo las cuales debes realizar tus tareas, y hasta interactuar con tus compañeros, líderes y hasta personas externas a la empresa. Estas pautas se encuentran, por lo general, en un manual del empleado.

  • El estímulo y desarrollo

Algunos empleadores promueven directamente la colaboración y el trabajo en equipo. Para ello se enfocan en la retroalimentación positiva y celebran constantemente a los empleados que tienen éxito. Otros empleadores, en un tono más comedido, pueden brindar comentarios constructivos para motivar a los empleados a mejorar su rendimiento.

  • La misión de la empresa

La misión se compone de un conjunto de valores que la empresa busca promover a través de su trabajo. Si bien es posible que estos valores no se discutan a diario, guían cada tarea que se realiza y cada objetivo que se establece entre los colaboradores de la organización.

Condiciones de trabajo en un correcto clima organizacional

Los siguientes factores determinan cómo puede ser el día a día y cómo el empleo impacta áreas de tu vida que no están relacionadas con el trabajo:

  • El equilibrio vida-trabajo

Se trata de la cantidad de horas trabajadas cada semana y la forma en que pueden variar según el puesto o la empresa. Algunas organizaciones pueden promover el equilibrio entre la vida y el trabajo al ofrecer horas libres remuneradas u horarios de trabajo flexibles. Otros empleadores pueden alentar al equipo a trabajar horas extras para cumplir con los plazos o brindar un servicio 24/7 a los clientes.

  • Las condiciones de empleo

Además de las horas establecidas, estos términos o condiciones pueden definir si tu empleo es un contrato temporal o permanente. La lista también puede incluir beneficios y estipulaciones de tiempo libre pagado. Igualmente se discuten segmentos de tiempo libre más extensos, como las vacaciones o permisos no remunerados.

  • Un lugar de trabajo seguro

Existen normas obligatorias de seguridad en el lugar de trabajo que todos los empleadores deben seguir. Tu empleador podría exhibir las regulaciones en espacios abiertos para todos los empleados, y así asegurarse de que todo el equipo entienda y cumpla con estas políticas. 

El uso seguro de los equipos, así como los accesos y salidas, los equipos de emergencia y primeros auxilios también hacen parte de estas medidas. Esto podría incluir también cursos o paquetes de enseñanzas en medidas de seguridad específicas del área de trabajo.

  • Un estilo de vida saludable

Algunos empleadores pueden alentar a los trabajadores a mantenerse en forma y comer alimentos balanceados para mejorar su bienestar general. Incluso pueden almacenar refrigerios saludables, asociarse con un gimnasio cercano, u organizar actividades entre los compañeros que incluyan actividad física.

Estamos seguros de que encontrarás un empleo con el mejor ambiente organizacional registrándote en www.talentbox.la ¡Compruébalo por ti mismo!

¿Cómo manejar el estrés laboral?

manejo del estrés laboral

¿Alguna vez en tu vida, has estado a punto de renunciar al empleo que tienes por culpa del estrés?

Si lo has llegado a pensar, e incluso lo hiciste, tranquilízate, no eres el único. De hecho, miles de personas en el mundo, han decidido dejar su trabajo porque se sienten estresados en él y resulta común en el día a día en las empresas.

Sin embargo, este es un problema que tiene solución. Y Talentbox, te quiere brindar unos consejos que te ayudarán a darle la pelea al estrés laboral, porque los buenos talentos, siempre le encuentran una solución a sus problemas.

¡Empecemos!

  • Identifica aquello que te estresa en tu trabajo

Prácticamente, este es el punto más importante. Si no sabes cuál es el causante de tu estrés, será muy difícil que salgas de esta situación.

Dedica unos minutos de tu día a día en el trabajo, a identificar que te está generando el sentirte agobiado, ya sean situaciones específicas, personas o tareas que te sean asignadas, para así poder encontrar una solución.

  • Separa lo laboral de lo personal

Fijar límites entre la vida personal y laboral, seguramente te ayudarán a salir del estrés laboral.

Es probable que estar pendiente de tu trabajo las 24 horas del día, no es nada agradable, trata de desprenderte del correo corporativo y las llamadas de trabajo, después de tu horario laboral. Si tus labores requieren atención en este tiempo, establece un tiempo máximo para que puedas tener un tiempo de descanso.

  • Adquiere hábitos saludables

Está demostrado que el hacer deportes o actividades que requieran tu esfuerzo físico, te hace liberar endorfinas que ayudan a combatir el estrés.

Además del ejercicio, sácale un tiempo a esos hobbies que más te gustan: leer, escribir, ver tu serie favorita o compartir un rato con tus amigos, también serán el mejor compañero y el mejor aliado antiestrés. En definitiva, sácale tiempito a esas cosas que te generan placer.

Ah, que no se te vaya el más importante: incorpora hábitos de sueño. Regular los tiempos de sueño y evitar la cafeína en horas de la tarde, te darán una mano para gestionar el estrés.

¿Tienes alguno de estos hábitos?

  • Expresa tus inconformidades

Si no hablas y te quedas callado, no te podrán ayudar. Si tienes que obedecer a un jefe, habla con esa persona que delega tus funciones, para que juntos puedan encontrar una solución. Si te sientes cargado de responsabilidades y crees que no podrás con todas ellas, habla con tus compañeros, busca apoyo en ellas. El trabajo en equipo, nos hace más felices en el trabajo 🙂

  • Ponte metas que puedas cumplir

Retarnos en la vida, es bueno. Es una manera de medir nuestras capacidades y dar más de lo que tenemos pensado dar. De hecho, podemos llegar al punto de desarrollar ciertas habilidades que quizá no teníamos con tal de llegar a esa meta que nos propusimos. Pero laboralmente, hay que saber bien qué metas te puedes trazar, ya que a veces por querer cumplirlas, estarás exigiendo más y esto podrá causarte estrés. En fin, laboralmente, mejor que tus metas sean más razonables.

Si estás leyendo este artículo y sientes que estás padeciendo de estrés laboral, esperamos que estos tips sean de gran ayuda para combatirlo.

Domina tu nuevo trabajo con este kit de supervivencia – ¡Secretos revelados!

cambiar de trabajo

Listo, lo que tanto esperabas sucedió: te acaban de llamar para decirte que formarás parte del equipo. Deseaste con muchas ganas esta oportunidad y ahora llegó el momento de llenar el bolso para lanzarte a lo desconocido. No, no te llamaron para un reality show de supervivencia pero, como si lo fuera… ¡Empaca estos consejos para tu nueva aventura laboral!

  • Estudia el terreno

Vas a un nuevo territorio, por eso es importante que investigues sobre su historia, qué se hace allí exactamente, las personas que lo dirigen, y sus mayores logros. Recopilar esta información es importantísimo para que no te sientas [email protected] en el terreno y puedas adaptarte de una.

  • Actívate desde temprano

Diseña tu horario para llegar a tiempo, la puntualidad es un valor que te hará ganar puntos. También es importante que descanses lo suficiente para que tengas despiertos tus 5 sentidos ante cada reto que se te presente en el nuevo trabajo. lo recomendable es que duermas, como mínimo, 8 horas.

  • El look importa

La apariencia es nuestra primera carta de presentación. Pregunta a la persona encargada de la gestión humana sobre los códigos de vestimenta, estudia el lugar, mira cómo se viste el resto de los compañeros y define tu propio estilo. Dress to impress!

  • F·R·I·E·N·D·S

La convivencia es  fundamental para mantenerse en el juego, procura siempre ser tu [email protected], tratar a tus compañeros con respeto, consideración y simpatía. Aprovecha el tiempo libre para divertirte con ellos y buscar cosas en común. ¡No sabes lo que une una serie de Netflix!

  • Mente abierta

Acostúmbrate a que todo puede cambiar en cuestión de segundos, este nuevo trabajo es un gran cambio en sí mismo. No te cierres, mantente siempre con ganas de aprender cosas nuevas. ¡El conocimiento es crecimiento, pequeño saltamontes!

  • Prepárate para trabajar… o no

Puede ser que en el nuevo trabajo te lancen al fuego justo al llegar con una carga de trabajo muy grande. Hay líderes que les gusta ver la capacidad de reacción y cómo manejan los retos los nuevos integrantes de su equipo, así que prepárate para asumirlos y superarlos. También puede darse el caso de que no te den mucha información, si es así, aprovecha el tiempo para estudiar sobre tus nuevas funciones y muestra tu disposición a colaborar con el grupo.

  • Encuentra un mentor

Luke Skywalker tiene a Obi Wan Kenobi, Frodo tiene a Gandalf y Pinky tiene a Cerebro. Si todo es muy nuevo para ti, es muy buena idea que consigas un mentor en tu área de trabajo. Aprovecha para preguntarle por todas las dudas que necesites resolver, escúchalo con atención y observa cómo maneja las cosas.

  • Arriésgate

La honestidad a la hora de asumir un nuevo empleo es muy bien valorada… Ahora, acá entre nos, si te presentan alguna tarea de la que no tienes ni idea o para la que no estás muy bien [email protected], no la rechaces ¡Acepta el reto y corre a Google! En YouTube hay tutoriales hasta para hacer tutoriales en YouTube.

  • ¡Rómpela!

Deseaste mucho este trabajo y es momento de demostrar que puedes con el reto. Organiza tu lista de tareas diarias, concéntrate (silencia esos grupos de Whatsapp familiares) y ponle el corazón y todas tus energías a cada reto. Todo lo que has hecho antes te trajo hasta aquí… YOU ARE THE CHAMPION, MY FRIEND!